Notas de Prensa

El Gobierno rinde homenaje a medio millón de personas gitanas que fueron víctimas del exterminio durante la II Guerra Mundial

  • Memorial del Samudaripen
  • El 2 de agosto se conmemora el Samudaripen, el Día del Genocidio Gitano, que fue reconocido por el Parlamento Europeo en 2015
  • El ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en funciones ha participado en el homenaje a las víctimas, entre las que había 150 españoles
  • El nuevo Código Penal que castiga más duramente los delitos de discriminación e incitación al odio, una Red de Asistencia a Víctimas y el Consejo para la Eliminación de la Discriminación Racial y Étnica son un reflejo del compromiso del Gobierno con el pueblo gitano

21 de julio de 2016. El ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en funciones, Alfonso Alonso, ha participado hoy en el homenaje del Gobierno a las víctimas del genocidio gitano, denominado, en lengua romaní, el Samudaripen. Este genocidio se refiere a los 500.000 gitanos, 150 de ellos españoles, que se estima que murieron en los campos de concentración durante la II Guerra Mundial, entre 1941 y 1945.

El exterminio gitano durante el régimen nazi fue reconocido oficialmente en abril del año pasado por el Parlamento Europeo en una resolución que estableció el día 2 de agosto para recordar la tragedia y homenajear a las víctimas, ya que la noche del 2 y 3 de agosto se produjo una deportación en masa de 3.000 personas gitanas al campo de Auschwitz-Birkenau.

El ministro ha destacado la importancia de mantener en el recuerdo de la sociedad los sufrimientos a los que han sido sometidos los miembros del pueblo gitano a lo largo de la historia y de reconocer oficialmente este sufrimiento, también en España. En este sentido, el Consejo Estatal del Pueblo Gitano, órgano adscrito al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, viene promoviendo el reconocimiento de un episodio conocido como la Gran Redada, por el que bajo el reinado de Fernando VI fueron encarcelados miles de gitanos en España.

ERRADICAR LA DISCRIMINACIÓN, OBJETIVO CENTRAL

Asimismo, ha recordado que, aunque la sociedad española avanza hacia una sociedad más respetuosa con la diversidad, hay que seguir trabajando para erradicar completamente las actitudes de discriminación hacia la comunidad gitana. Este es un objetivo central de la Estrategia Nacional para la Inclusión Social de la Población Gitana en España 2012-2020, que alcanza este año la mitad de su andadura y de la que se están beneficiando alrededor de 750.000 personas.

Por otro lado, el nuevo Código Penal que castiga más duramente los delitos de discriminación e incitación al odio, una Red de Asistencia a Víctimas y el Consejo para la Eliminación de la Discriminación Racial y Étnica son un reflejo del compromiso del Gobierno con el pueblo gitano.

En las acciones llevadas a cabo por el Gobierno para el desarrollo de la Estrategia y la consecución de sus objetivos se está contando con las entidades y organizaciones del Tercer Sector que representan al pueblo gitano, ya que son los que mejor conocen la problemática a la que se enfrentan y las soluciones que necesitan.